EFECTO:

Se le pide al espectador que de entre un montón de pinturas de cera de distintos colores seleccione una y nos la ponga sobre nuestras manos, estando el mago de espaldas.
El mago se gira un momento hacia el espectador, con las manos con la pintura en la espalda, y se vuelve a poner de espaldas al espectador. Le devuelve la pintura al espectodor, diciéndole que la mezcle con las demás para que no puedas saber cual es.
Al final concentrándote bastante consigues decirle el color elegido.

DESARROLLO DEL JUEGO:

1. El secreto es muy simple, cuando tienes la pintura de cera en la espalda y te giras hacia el espectador, aprovechas para raspar un poco la pintura con la uña del dedo pulgar, de esta manera el color quedará impreso en la uña.
2. Se devuelve la pintura al espectador con la excusa de que no queremos tenerla nosotros sino que preferimos que la mezcle con las demás.
3. Hacer estos movimientos dejando ver cláramente que tu nunca ves la pintura. También se podrían hacer estos pasos vendándote los ojos y quitándote la venda sólo para adivinar el color.
4. Para la adivinación, entrelaza tus dos manos y apunta los pulgares hacia tu entrecejo, como si te estuvieras concentrando y aprovecha para mirar la uña del pulgar.
5. Por último haz la mejor puesta en escena que se te ocurra y adivina el color.

Nota: Las pinturas las puedes llevar tu. Cuantas más mejor.

RECUERDA Y APLICA LOS CONSEJOS DEL PRINCIPIO.

 

 

VOLVER A TALLER ON-LINE